Ya sea que esté considerando la compra de un Vento 2021 o cualquier otro modelo, hacer una prueba de manejo le ayuda a revelar características del auto que posiblemente el concesionario no pueda transmitirle o simplemente desea conocerlo un poco más y de primera mano antes de sacarlo de la agencia. Una prueba de manejo se vuelve imprescindible, sobre todo, si decide comprar un auto usado.

Los sentidos

Lo primero que debe hacer es asegurarse si en la agencia de autos está permitido hacer pruebas de manejo. De cualquier forma, lo que es seguro es que podrá entrar al interior del auto, cuando lo haga ponga atención a los asientos, el revestimiento del techo, el maletero. Los asientos y el material, esto es importante sobre todo si son niños los que sean los pasajeros.

Es verdad que el material con los que están hechos el interior de los autos es resistente, de cualquier forma siempre es bueno verlo de cerca y considerar el tipo de uso que se le dará. Esto puede hacerle cambiar de opinión y elegir algún otro modelo.

Ahora, si el auto que está considerando comprar es usado debe tener mucho cuidado, lo ideal es que involucre todos los sentidos. Incluso el olfato, sobre todo para detectar si hay indicios de olor a cigarro, que es muy complicado de quitar y nada agradable. Este tipo de situaciones son las desventajas de los autos usados.

Comodidad

Estar cómodo dentro del auto es sumamente importante. Debe sentarse y comprobar que puede estar tranquilo y cómodo. Existen diferentes maneras de ajustar los asientos, el volante, algunos modelos hasta los pedales. Ajuste todo según sus necesidades, concéntrese un tiempo y ajuste el auto a su gusto. Para prevenir accidentes es importante que el conductor esté tranquilo y que no esté incómodo ya que esto puede desconcentrar y ocasionar algo grave. Los  autos nuevos tienen diferentes posiciones de conducción, por eso es bueno que antes de comprarlo lo pruebe y vea cómo puede acomodarlo.

Además, lo que quiere evitar es que la espalda resulte adolorida por un mal ajuste en el asiento o por alguna desalineación. Este tipo de detalles también debe analizarlos.

Vea el sistema interno

Vea y entienda cómo es el encendido de las luces del tablero, si va a comprar un auto nuevo no hay necesidad que verifique una señal de algún problema. En cambio, si es un automóvil usado entonces ponga especial atención, ya que si alguna luz no se enciende entonces algo podría estar mal.

Al mismo tiempo, vea cómo funciona el motor de arranque, el motor debe girar y encenderse de inmediato cuando gira la llave, o bien, presione el botón de arranque, ya que algunos autos ya no tienen la opción de introducir la llave para arrancar el auto. Cuando es un vehículo nuevo, estas pruebas más que nada son para qué ir familiarizándose con el auto y conociéndolo.

Por su parte, con los autos usados se debe tener mucho cuidado al verificar el motor de arranque, además, ver si no sale humo, ya que si sale y es de color azul, negro o blanco, es una señal que algo malo y sobre todo costoso tiene el auto. Si es así, no lo compre. Es por eso que adquirir un auto nuevo da más seguridad.

Por último, después de una prueba, verificación o familiarización del auto que desea comprar, debe tomar una decisión. Debe estar seguro que es el auto indicado, no solo por una cuestión estética, sino porque realmente le traerá satisfacción y suplirá sus necesidades. Cuando son autos nuevos, un cambio de opinión no es precisamente porque el modelo tenga algo malo, sino porque no se acopla a lo que el comprador desea o necesita.

Lo mejor es inclinarse por un auto nuevo, pues el riesgo de tener alguna sorpresa negativa es poco o nula, además, si llegara a existir algún contratiempo puede hacer uso de la garantía o el seguro.

0/5 (0 Reviews)