En la parte alta de la gama de Alpina, el reconocido preparador alemán especialista en BMW, nos encontramos con los poderosos B7 y XB7, que son las versiones potenciadas del Serie 7 y X7, respectivamente.

Además, estos son los únicos autos de Alpina que se comercializan en Estados Unidos. Pero hoy, hay un nuevo rey, el flamante B8 Gran Coupé, que como puedes suponer, está basado en el Serie 8 Gran Coupé de BMW y que también se comercializará en esa región.

La receta de Alpina es conocida y la han mantenido intacta desde sus orígenes. Al contrario de otros preparadores similares, como es el caso de Brabus con Mercedes-Benz, aquí la idea es ofrecer un modelo realmente potente, pero mucho más acondicionado para largos viajes en carretera que para ir a torturar neumáticos en una pista. Estamos claros, un Alpina es cosa seria y perfectamente podrías meterlo a una pista para humillar a unos cuantos deportivos, pero no es donde se siente más cómodo.

Alpina B8 Gran Coupé 2022, un M8 de pipa y guante

Motor

Alpina puso su magia sobre la base del V8 TwinPower Turbo de BMW (N63), con 4.4 litros, pero logrando extraerle 612 Hp y 590 lb-pie de torque, apenas un poco menos que el M8 Competition, pero con 37 lb-pie de torque extra, los cuales emergen desde las 2,000 RPM.

El menú de Alpina presenta un nuevo sistema de refrigeración con radiadores de mayor tamaño para el aceite de la caja de cambios, tres radiadores externos y un intercooler de baja temperatura, que permite una capacidad de enfriamiento hasta un 50% más potente que la del M850i.

Este motor canta a través de una linea de escape deportiva con colas de acero inoxidable. En el modo Comfort no oirás mucho, mientras que en el modo Sport, probablemente mucho más.

Alpina B8 Gran Coupé 2022, un M8 de pipa y guante

Transmisión

Alpina trabajó con el proveedor de transmisiones de BMW, ZF, para sacarle el máximo partido a la transmisión 8HP76 (la Steptronic de 8 velocidades). Esta caja viene con un convertidor de torque hidrodinámico reforzado y un amortiguador torsional que se lleva todas las vibraciones.

Alpina Switch-Tronic son los modos de manejo que tiene esta caja, con un mapeo especifico por modo de manejo, el cual altera los puntos de cambio. En Comfort, se prioriza el manejo a bajas revoluciones y un accionamiento suave, mientras que el modo Sport obviamente pone esos puntos en donde el motor es más fuerte. Si quieres hacer los cambios tú mismo, también hay un modo manual que opera en milisegundos.

El sistema xDrive de BMW se mantiene con un diferencial trasero de deslizamiento limitado y un programa inteligente de reparto de torque que ayuda a meter el auto de manera más efectiva en curvas.

Alpina B8 Gran Coupé 2022, un M8 de pipa y guante

Suspensión

Es aquí donde un Alpina marca su diferencia con respecto a otros modelos. La calibración de la suspensión busca, más que una conducción precisa y netamente pistera, algo más equilibrado y armónico.

Alpina también metió mano en la calibración del sistema de dirección del eje trasero, el cual, como sabemos, gira en el sentido contrario cuando circulamos a baja velocidad para mejorar la agilidad y todo lo contrario cuando vamos más rápido, para aumentar la estabilidad en curvas.

Ojo, que la suspensión también se puede regular en su dureza y Alpina agrega un modo extra llamado Comfort+ para viajes aún más cómodos.

Alpina B8 Gran Coupé 2022, un M8 de pipa y guante

Calzado

Pirelli ha diseñado un set de neumáticos específicos para el B8 con tecnología acústica que disminuye el ruido por rodaje. Los neumáticos traseros son más anchos que los delanteros, algo que cada vez se ve más en modelos deportivos de gama alta.

Infaltables son los icónicos rines de 21″ y 20 radios. Alpina también ofrece este mismo diseño pero en 20″ para que puedas usar neumáticos de invierno.

Para detenerse, el Alpina B8 usa un sistema de frenos Brembo de alta capacidad, con cálipers de color azul y enormes discos.

Alpina B8 Gran Coupé 2022, un M8 de pipa y guante

Estilo Alpina

Alpina es la antítesis de tuners más barrocos como puede ser, por ejemplo, Mansory. Aquí todo luce elegante, sutil y de buen gusto. Tenemos tomas de aire más grande, la clásica inscripción Alpina en la parte baja de la defensa delantera, un discreto spoiler trasero y un difusor de color negro. Los icónicos colores azul y verde metalizado de Alpina, son exclusivos para estos modelos y son prácticamente un sello de la marca, al margen de que quieras escoger otros tonos proporcionados por BMW.

El interior, nos recuerda mucho a como eran los sedanes alemanes en los ’80 y los ’90, con piel beige y la consola de color negro. Hay algunos acentos extra como el logo de Alpina en el clúster o la palanca de cambios de cristal y el exclusivo volante tapizado en cuero Lavalina 100% natural.