Una de las películas que ha dejado huella por los autos que han aparecido en sus diferentes capítulos es Rápidos y Furiosos.  Ya sean muscle cars, deportivos japoneses o super autos, cada uno de los vehículos que aparecen se vuelven sumamente populares.

A subasta este Mitsubishi Eclipse 1996 de Rápidos y Furiosos

Aunque claro existen algunos autos que sobresalen más que otros, como es el caso del Mitsubishi Eclipse 1996 que usó Paul Walker en el primer capítulo de la saga cinematográfica.

Como sucede con las películas y series donde la trama está basada en persecuciones o carreras de autos, Universal Pictures mandó desarrollar a Cinema Vehicle Services seis unidades del Eclipse para ser empleadas en las diferentes escenas.

A subasta este Mitsubishi Eclipse 1996 de Rápidos y Furiosos

Durante la trama, el auto deportivo reconocido por el tuning impuesto tiene un final catastrófico, por lo que queda chocado. Mientras que la unidad impactada reside en un museo de Las Vegas, las demás rondan entre los coleccionistas.

Tal es el caso de Buck Car no. 35, una de las seis unidades del Mitsubishi Eclipse de Rápidos y Furiosos, que será ofrecido al mejor postor por Mecum Auctions en los primeros días de enero de 2022 en Kissimmee, Florida.

A subasta este Mitsubishi Eclipse 1996 de Rápidos y Furiosos

Además de la pintura en color verde y los gráficos, el Eclipse se distingue por el kit aerodinámico, los rines de aleación de siete radios y los neumáticos Toyo Proxes.

En el interior, equipa asientos Sparco, un tablero con detalles de fibra de carbono y un reproductor de CD Jensen.

 

A subasta este Mitsubishi Eclipse 1996 de Rápidos y Furiosos

Debajo del cofre en color negro, existe un motor hseis cilindros de 2.0 litros productor de 140 hp.

Habrá que ver la cantidad de dinero que se pagará por ser dueño de este auto de película certificado por Cinema Vehicle Services.